Revolta

< Volver á listaxe

La estética como motor del cambio. El caso de Vida de Aldea

La estética como motor del cambio. El caso de Vida de Aldea

Vida de Aldea es algo más que una explotación de leche de 200 000 kilos de cuota, 10 hectáreas de superficie agraria útil y 7 de monte, de las cuales 5 y medio son de pino y el resto de castaño, actualmente mricrorrizado. ¿Pero que mas tienen?

20 años atrás comienzan con la explotación, y siempre pensaban, señala Xose Ramón, como superar la eterna crisis del sector lácteo, así, dándole vueltas a lo que hacer, dediciron crear una SAT junto a dos vecinos. Tres años después el proyecto fracasa. Y como de los fracasos, tal y como muchas veces se ha dicho, es como más se aprende, se volvieron a preguntar "¿Qué hacer?, el entorno es fantástico, hay que intentar poner en valor el entorno". La incoporación a la explotación de Xose Ramón facilitó un cambio, "quería quedar en la explotación, pero no la calquer precio, yo quería vivir en un entorno agradable, en el que tener ganas de trabajar" por ese motivo arreglaron a corte, asfaltaron,... y todo con un objetivo final. Desarrollaron un parque en una de las fincas, las construccións que caian fueron arreglándose poco a poco. y mientras la gente se preguntaba para que, Xose Ramón lo tenía claro. Estos trabajos formaban parte de un proceso, de una idea que lo iba acompañando mientras iba manteniendo la explotación. y asi nos lo cuenta el propio protagonista a través de este audio /web/uploads/adxuntos/vida de aldea/relataroprocesovidadealdea.mp3

Y deciden lanzarse al alquiler de huertas, proyecto semejante a las huertas vecinales en las ciudades, tratatando de incoporar a vecinos de la ciudad de Lugo en el proceso de producir sus propios alimentos. El proyecto comienza a coger forma, van abriéndose a visitas de escolares, colaboran con colectivos en riesgo de exclusión social y de pronto se le presenta la oportunidad de alquilar el espacio para una boda y ven como ahí radica otra posible potencialidad para la explotación. Todo ese camino emprendido comienza a tener sus frutos. Una explotación ganadera puede dedicarse a más usos, hay un mercado que pasa por la valorización de lo propio.

Asi nos lo cuenta en este audio /web/uploads/adxuntos/vida de aldea/valorizaciondopropio.mp3


A la vez fueron tejiendo redes con los vecinos, procurando hacer trabajo en común en la aldea, con la intención de poder hacer aquello que la administración no hace, que sean los propios vecinos que tomen la alternativa y se ponen a hacer. El poder de la colaboración y del trabajo en común permitió arreglar espacios que de otra manera estaban degradados.

Xose Ramón tenía una certeza, sabía que había una potencialid, y que era preciso esforzarse en la diversificación de actividades. Que había un camino por hacer y que al tiempo que mantenían la propia explotación podían dedicar parte de los resultados a arreglar pendellos de la finca y otras actuaciones, que señala, no supusieron una inversión fuerte, y asi poder combinar la idea de granja escuela con la de huertas en alquiler con un espacio de restauración para eventos.

La clave del éxito fue apostar por lo propio y ser quien de ver la potenciliad de la aldea y de las estéticas propias del lugar, siempre reforzándolas con las nuevas necesidades de la sociedad actual.

En este audio puedes esacuchar la intervención completa /web/uploads/adxuntos/vida de aldea/intervencionxoseramon.mp3